¿Cómo ser recordado por el público? La magia nos ayuda con este principio tan potente

En la actualidad tenemos tantos estímulos que cada vez es más difícil captar la atención del público al que nos dirigimos. Pero hay un principio que nos dará mucha ventaja si conseguimos dominarlo, y está relacionado con la magia.

De las cosas más gratificantes que me han ocurrido en los 7 años que llevo haciendo magia es el cariño y el entusiasmo con el que la gente recuerda la magia que les haces, incluso después de mucho tiempo. Además, hay algo común en todos estos recuerdos que tiene la gente: prácticamente nadie se acuerda bien del juego de magia que vieron.

¿Qué es lo que recuerdan entonces? Recuerdan la emoción que experimentaron. Cuando un espectador recuerda un juego de magia su cerebro reconstruye un juego distinto y mucho más potente del que vio en realidad, en base a la emoción experimentada. Este fenómeno se conoce como Efecto Cometa.

Juan Tamariz es uno de los magos más prestigiosos del mundo. Él fue quien acuñó el término Efecto Cometa.

Por ejemplo, un juego en el que yo doy a elegir una carta a un espectador y luego la carta aparece en mi bolsillo, muchos espectadores al cabo del tiempo lo que te dicen es que la hiciste aparecer en su propio bolsillo, algo que jamás ocurrió. La emoción que experimentaron es tan potente, que su cerebro exagera el recuerdo de lo que ocurrió. 

Sabiendo lo que ocurre en el cerebro del espectador, también se puede aplicar este principio a cualquier acto comunicativo, ya sea una presentación, un anuncio, un vídeo, etc. Para hacer una presentación memorable que impacte a los espectadores la clave es la siguiente: en vez de plantearnos «qué quiero contar a mi audiencia», hay que plantearse «qué quiero hacer sentir a mi audiencia».

Y es que ya lo decía Maya Angelou: «La gente olvidará lo que dijiste, también olvidará lo que hiciste, pero jamás olvidará cómo les hiciste sentir».

Hay ciertos elementos que incluidos en una presentación ayudan a impactar emocionalmente a los espectadores. Una presentación con exactamente el mismo contenido que otra puede marcar una diferencia abismal si incluye lo siguiente:

Humor: El humor es una de las armas más potentes que se pueden utilizar en la comunicación. Si eres de esas personas que tienen gracia de manera natural, explótalo al máximo. Pero para el resto de los mortales que no tenemos esa gracia innata, siempre está bien llevar preparados algunos gags que sepamos que vayan a funcionar.

Somos capaces de recordar muchos monólogos con facilidad por el impacto que tiene el humor en nuestras emociones.

Storytelling: Las historias enganchan, así que si eres capaz de contar algo de tu presentación en forma de historia, tienes mucho ganado. Cuando somos pequeños nos gusta que nos cuenten cuentos, y cuando somos mayores también. Aprovecha para incluir historias y ejemplos con los que los espectadores puedan sentirse identificados.

Música: El impacto que puede tener la música adecuada en el momento adecuado de la presentación puede ser muy significativo. Ya sea antes, al final o en medio de la presentación con un vídeo, si tienes la posibilidad de poner música en tu presentación hazlo porque ayudará mucho a que la presentación sea recordada por el impacto emocional que genera la música.

Para dummies: Muchas veces estamos en nuestra propia cabeza a la hora de presentar y nos olvidamos del público, lo cual afecta negativamente a la calidad de la comunicación. Algo que sirve para evitar esta barrera es imaginarse que el público son niños de 7 años que no tienen ni idea de lo que les hablamos. Esto ayuda a que pongamos atención en el proceso comunicativo y no tanto en nuestras emociones. De hecho, cuando se nos explican las cosas de manera muy fácil es algo que agradecemos como audiencia. No nos da vergüenza decir «explícamelo como para tontos» cuando no entendemos algo, porque sabemos que el lenguaje fácil, directo y sencillo es el que mayor efecto tiene.

La colección de libros «Para Dummies» es un claro ejemplo de cómo enseñar utilizando un lenguaje fácil y directo como «para tontos».

En este vídeo podemos ver a la perfección como Emilio Duró utiliza el humor, cuenta una historia y explica los conceptos de una manera directa y sencilla. No tiene desperdicio.

Estas técnicas son complementos que puedes incluir en una presentación para generar más impacto emocional. Pero no hay que olvidar que sin duda la base para dominar presentaciones en público es la misma que en la magia, y no es ningún secreto: práctica, práctica y más práctica. A base de experiencia y prueba y error es cuando de verdad se gana sensibilidad sobre los tipos de chistes que funcionan, las historias que enganchan y el tipo de lenguaje que mejor llega.

Te invito a ir un paso más allá y que en la próxima presentación que tengas, pienses de manera consciente «¿qué quiero hacer sentir a mi audiencia?«, y construyas la presentación en base a esto. Quién sabe si consigues generar en los espectadores el antes mencionado Efecto Cometa y al cabo del tiempo la recuerdan de una manera mucho más espectacular de lo que fue en la realidad.

¡APUNTA TU MAIL Y RECIBE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES!👇🏻

Fuentes:

-La Magia de Alex Cabré. El Efecto Cometa. http://lamagiadealexcabre.blogspot.com/2011/05/el-efecto-cometa.html

-Medium.com. La magia como nuevo género de la tele-realidad. https://medium.com/@carlosdevanti/la-magia-como-nuevo-g%C3%A9nero-de-la-tele-realidad-f27a3bce4b0e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.